13.11.06

Astiz sale de la Base Naval de Zárate como pancho por su casa


Por Victoria Ginzberg

–¿Me equivoco o ese que está ahí es Astiz?

–No, no se equivoca. Está siempre acá.

El diálogo se produjo entre una paciente del Hospital Naval y el camillero que empujaba su silla de ruedas. La mujer llevó la información a la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) que ayer hizo una denuncia en la que reclamó que se investigue si el represor, que está detenido en la Base Naval de Zárate, viola su régimen de arresto. A pedido de la ministra de Defensa, Nilda Garré, la Armada informó oficialmente que Astiz sale del lugar en el que está preso “sólo por razones judiciales o médicas y siempre con autorización del juzgado”. Pero la AEDD reclamó que todos los represores “sean trasladados a establecimientos carcelarios”.

“La mujer que nos dio la información lo vio a Astiz en un hall. Estaba de traje y corbata, no con pijama de internado. Y estaba hablando con otra gente. Después de ese hecho, esta señora empezó a preguntar a otros enfermeros y todos aseguraban que Astiz iba al hospital cada dos por tres. Uno de ellos le dijo: ‘usa esto como una oficina, el cuarto piso es de él’”, explicó a Página/12 Carlos Lordkipanidse, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.

1 comentario:

Sergio García dijo...

Qué raro no? la verdad es que los milicos no cambiaron nada ni aprendieron nada. Para ellos Astiz no es un asesino ni un cobarde (no olvidar cómo se rindió en las Georgias como una rata asquerosa y sin disparar un tiro), sino una especie de héroe.
Gracias a Dios este personaje ya se está yendo por la cloaca de la historia.